Obtener el Graduado en ESO

Ya llega Septiembre, el mes de la vuelta al cole. Del inicio de la universidad, o de los exámenes para los más rezagados puedan recuperar el tiempo perdido.  Según las estadísticas del ministerio de educación la cantidad de gente que en su día no obtuvo el graduado en ESO y que ahora ya en edad adulta deciden reanudar sus estudios no para de crecer. Los motivos, son la falta de oportunidades laborales en la actualidad y la importancia de los estudios en un escenario de crisis de larga duración.

Muchos de estos adultos que en su momento decidieron abandonar los estudios básicos para iniciarse en el mundo laboral, lo hicieron en una época de abundancia de trabajo de baja cualificación, en un mercado con locomotoras como el sector inmobiliario y también el sector turístico. Ambos sectores con una necesidad de mano de obra, donde la cualificación profesional es poco importante, muy alta.

Hoy, en un escenario radicalmente diferente, los adultos vuelven a las aulas ya sea físicamente ya sea virtualmente para obtener títulos y cualificaciones que les permitan tener un futuro laboral con mayores posibilidades. Si bien es cierto que la crisis también ha dejado a muchos trabajadores bien cualificados en el paro, no es menos cierto que los porcentajes de parados crece dramáticamente a medida que el nivel de estudios desciende. Es por esto, que una de las reacciones habituales es volver a la aulas para poder remediar la brecha educacional que tienen las personas que abandonaron prematuramente los estudios.

Dentro de los estudios obligatorios fundamentales, ninguno es más importante que la conseguir el Graduado en ESO, la razón es porque son los estudios mínimos que comenzarán a abrirnos oportunidades tales como estudiar un Graduado medio de Formación profesional, o continuar nuestros estudios para obtener el bachillerato o realizar la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.

Una de las modalidades que cuentan con más adeptos para la obtención del título, es realizar el Graduado en ESO a distancia. Las ventajas para adultos son evidentes, el no tener que desplazarse físicamente, el no tener horarios prefijados, permiten una gran adaptación con la vida y las responsabilidades que suelen tener los adultos con cargas familiares.

Además de estas ventajas, no menos importante, es que el título que se obtiene de graduado en eso es a todos los efectos el mismo que obtendríamos realizando el curso de forma presencial en un instituto. Por lo tanto, es evidente, que las ventajas que los responsables de educación están permitiendo van enfocadas a promocionar la formación para mejorar las posibilidades laborales de una parte importante de la población que se encuentran en una situación complicada en el entorno laboral, tanto por la terrible crisis económica existente como por la falta de estudios de una parte importante de la población, que los condena a tener pocas posibilidades reales de inserción laboral en un escenario como el actual.